Tabs

sábado, 4 de septiembre de 2010

Menos kilómetros y mejor ritmo

El plan manda, esta semana, pese a que últimamente he descubierto lo mucho que me gusta hacer tiradas largas, me toca correr menos pero ir empezando a trabajar más el umbral aeróbico, es decir, correr muy cerca o incluso algo por encima del punto en el que el cuerpo saca el máximo rendimiento de cada centímetro cúbico de oxígeno que inspiramos y es capaz de mantenerlo durante algo más de una hora, para acostumbrarlo a maximizar el rendimiento en ese límite en el que, hablando coloquialmente, consumimos exactamente todo lo que respiramos, si fuéramos más despacio estaríamos desperdiciando oxígeno, y si fuéramos más rápido estaríamos generando un exceso de lactato, cansándonos antes y forzando demasiado la máquina, lo que a la larga, nos haría rendir mucho menos.

Traducido en kilómetros, frecuencia cardíaca y tiempos, hoy quería hacer unos 14 kilómetros, llevar unas pulsaciones medias de 155 y no sobrepasar las 165. La velocidad media sería el resultado de respetar esos parámetros, que son los importantes.

Para estar en mejores condiciones me permití el lujo de levantarme más tarde, el despertador sonó a las 6, cumplí todo el ritual preparatorio del entrenamiento, y a las 6:45 ya estaba corriendo, tras unos estiramientos no del todo cómodos al tener que compartir el trozo de calle en el que los hago con los trasnochadores que salían del chiringuito que tengo enfrente de casa, que normalmente a esas horas ya ha cerrado, pero esta vez, por ser las fiestas de Santa Coloma, imagino que ha decidido saltarse la ley a la torera... Sólo hubo un personaje que, cuando me vio estirando los gemelos apoyado en un árbol, pretendió ayudarme a arrancarlo, empujándolo desde el otro lado, pero con un educado gesto señalándome los auriculares para darle a entender que no escuchaba las gilipolleces que me decía, conseguí escabullirme sin tener que seguirle el chiste, bastante poco ocurrente, pero supongo que en su estado de semi embriaguez le parecería buenísimo.

Empecé a correr con el cuerpo más despierto, eso se nota, el primer kilómetro de calentamiento me salió 5:09, en parte por estar más despierto, y en parte por las ganas que tenía de perder de vista a los trasnochadores... El segundo kilómetro ya lo estaba haciendo por debajo de 5:00 y a 150 bpm, llegué hasta Montacada corriendo a 4:41, y al dar la vuelta vi que el Forerunner estaba marcándome los kilómetros a menos de 4:30. Iba cómodo, respirando muy bien, buena zancada, sin molestias, y los parciales iban bajando algunos segundos, hasta encadenar tres kilómetros a 4:22 cada uno, clavados.

Algo no me cuadraba, en algunas 10K, corriendo a tope, después de un buen desayuno y con la mentalidad de competición, mi ritmo medio es de 4:15 más o menos, muchos tramos los hago a algo más de 4:20, y hoy, en condiciones peores, estaba corriendo a 4:22 casi sin despeinarme. La solución, una vez más, mi querido viento del Besós.

Cuando di la vuelta en el kilómetro 10,5, todo tuvo sentido. El undécimo kilómetro pasó de 4:22 a 4:27, y a partir de ahí, con el viento en contra, 4:43 y 4:45. El viento era bastante fuerte, calculo que los 4:22 habrían sido 4:32 sin viento a favor, igual que los 4:43 serían 4:33 sin viento en contra. Me quedo entonces con que estuve corriendo cómodo unos 10 kilómetros a 4:30, forzando el umbral aeróbico, entre 155 y 165 bpm, con un calentamiento rápido y unas sensaciones, sinceramente y permitidme la licencia, ¡buenísimas!



Al final quedan para el recuerdo y el plan de entrenamiento 14,16 kilómetros, a una media de 4:41 minutos por kilómetro y 155 bpm. Buenas sensaciones, mañana más kilómetros a ritmo M de maratón, más calmado.

6 comentarios:

  1. Vaya entreno más bueno... a pesar del supermadrugón...

    Yo intento evitar los lugares con borrachos, aunque con esprintar un poquito si se ponen pesados, se acabó el problema...

    ResponderEliminar
  2. Buen entreno socio, poco apoco te esta poniendo como una moto...Vamooss Vamooossssss go go go,mañana mas y mejor vamoosssss. Un abrazo socio.

    ResponderEliminar
  3. Ese ritmo a esas bajas pulsaciones es la señal de lo en formas que estás Isidro, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Por supuesto que me apunto; díme la hora y allí estaré, el lugar de encuentro que dices no lo tengo demasiado ubicado, pero seguro que lo encuentro.

    ResponderEliminar
  5. Te dejo mi número de teléfono: 666264041

    ResponderEliminar