Tabs

lunes, 7 de abril de 2014

Crónica de la Cursa de El Corte Inglés

Mi relación amor / odio con esta carrera no cesa... Aunque he de reconocer que, o con la edad me estoy volviendo menos gruñón, o este año no ha sido tan terrible como otros... :) Por supuesto, no faltaron los espabilados que decidieron comenzar la carrera ya no en Aragón, sino en el mismo Paseo de Gracia, mientras los organizadores miraban para otro lado. Cuánta hipocresía... Llamamientos una y otra vez por megafonía apelando al civismo y el respeto de las normas... Pero ninguna medida para evitar que esto pase. En fin, dejamos el modo indignado en off y vamos con la carrera... :)

El recorrido, el conocido... Esta vez tocaba cursa y metro a casa, nada de volver corriendo por las Ramblas y el litoral como hice al año pasado, que me pilló en medio de la preparación de la maratón de Madrid y tocaba tirada larga. Salí de casa bien desayunado y cumpliendo adecuadamente el punto 8, y en el metro coincidí con unos cuántos Colorunners que por fin pude desvirtualizar. Como siempre, muy buen rollo, el idioma running es universal, es fácil entenderse con alguien que sufre en silencio las duras cuestas de la Vigía Trail, donde se rodó, como podéis ver aquí, la premiere de la quinta temporada de The Walking Dead... ;)




Charlando en el metro sobre trail y asfalto, otro runner anónimo nos dijo que él corrió el domingo la misma carrera, si es que el mundo es un pañuelo... Casi sin darnos cuenta con la animada conversación, ya estábamos en Plaza Cataluña y ahí nos separamos hacia nuestros cajones y respectivos calentamientos.

Estiramientos, unas rectas, al cajón de salida, el primero de todos, con los pro alrededor, me daba un poco de vergüenza y todo, pistoletazo, ¡y a correr!

2 kilómetros llanos, muy llanos, efecto manada, intentando superar la marea humana, y sin sensación de esfuerzo y ya con algo de calor el Forerunner me dice que corro ambos a 3:54... Vaya, agradable sorpresa... Pero me veo que no puedo seguir así y que no tiene sentido llegar a 180bpm a Montjuic, así que levanto un poco el pie del acelerador y hago el tercero, que ya empieza a subir al final, a 4:10. La media sigue siendo muy buena, pero empieza lo divertido, la subida a Montjuic.

Y comenzando la primera subida, me pasa lo que no me había pasado en mis 79 carreras con dorsal... ¡¡¡Se me desata la zapatilla izquierda!!! He tenido que pasar a orinar alguna vez, pero parar a atarme la zapatilla ha sido una experiencia vital... Maniobra rápida, apenas 10 segundos, y de nuevo a correr. El parón no me sienta bien, no me noto fino, sigo subiendo pero me cuesta... Lo del domingo seguía reciente, y ejem, el partido de fútbol del miércoles también... :)

Hago el cuarto, parón incluido, a 4:36, atascadillo. El quinto sube y baja, me doy un respiro y sale a 4:21. Y el sexto, el más duro, acaba a la entrada del Estadio Olímpico, me sale mucho mejor, las piernas y los pulmones se han acoplado bien y voy adelantando gente como una moto, pese a que el Forerunner marca 4:58, más rápido no puedo subir esas rampas asesinas, pero adelantar a tanta gente me dice que no voy mal...

Vuelta de honor al estadio y último repechón, que si no lo conoces te deja seco. Regulé bien, seguí adelantando runners despistados, y a 4:29 me planté en el inicio de la bajada suicida. Dos kilómetros casi de caída libre, me sentía torpón bajando, pero mirando el Forerunner se me quitaron las penas, 3:39 y 3:37, en plan Port Aventura... :D

El décimo es plano, apenas un desnivel de 3 metros negativos, y aún quedan fuerzas para adelantar runners y hacerlo en 4:06. Un runner de amarillo que va conmigo desde la bajada me va adelantando y yo a él... Nada personal... ;) En el último kilómetro parece que la cosa se pone seria, me vuelve a pasar, le paso, me pasa, la verdad es que no miro el crono, ya tengo objetivo y va de amarillo... :D Por la Ronda de San Antonio nos marcamos mutuamente, aumento el ritmo en Calle Pelayo, parece que se queda, pero no, a falta de 300 metros veo que se me pone en paralelo y va casi al límite, entonces sí, de buen rollito y tal, le pego el hachazo y no vuelvo a saber de él, entro en Plaza Cataluña pasando a otros 5 ó 6 runners por la inercia del hachazo, y al final el Forerunner me dice que las hostilidades han acabado con 950 metros a un ritmo de 3:40, si es que eso de picarse no puede ser bueno... :)

Acaba la aventura con un tiempo de 45:41, mi mejor tiempo en esta carrera por apenas 15 segundos, sin ir a tope aunque los ritmos parezcan decir lo contrario.



El objetivo era correr deprisa pero sin ir a morir, guardando gasolina para el domingo que viene, el día de la Nike / Bombers, donde quiero salir fuerte y quién sabe, si todo va bien... A lo mejor... Bajar de 40:00... Y si va muy bien... Veremos, antes habría que hacer unas buenas series mañana... ;)

La semana entre Vigía Trail y El Corte Inglés fue muy tranquila, dos cochineros de 8 km y un partido de fútbol... Esta semana he salido hoy, a cochinear 9,54 km a 5:16, y mañana quiero hacer 5 miles a ver qué sale. El miércoles fútbol... Y el viernes seguramente un progresivo y unas rectas. A ver si el domingo se nota...

lunes, 31 de marzo de 2014

Crónica de la Ciesc Vigía Trail

Si tuviera que resumir en una frase la carrera del domingo... No dudaría un solo momento... Sería...

¡Joder, cómo cansa esto!

Soy un depredador de asfalto, lo confieso. Tres días entre semana corro por el duro asfalto que hay en el paseo fluvial del Besós, los sábados repito circuito y lo alargo un poco hasta el Fórum, y normalmente los domingos pateo el mismo asfalto y sigo corriendo por el asfaltado litoral...

De cuando en vez me animo a correr en dirección opuesta al mar, por la Serralada de Marina. El Turó del Pollo es una ruta durilla, y aventurándome por los alrededores del mismo he encontrado tramos que te dejan seco del esfuerzo... Hay otras zonas más amigables, hacia Montigalá, no me puedo quejar de la oferta montañera que tengo al lado de casa... Me lo paso pipa haciendo un poco el cabra... Pero eso no cambia mi ADN asfaltero... :)

He corrido algunas carreras de montaña, Endimoniada, Cabrilenca, Mitja de la Serralada, Les Dues Pedres... Y he disfrutado mucho. Eso sí, se nota que la montaña no es lo mío porque mientras en asfalto suelo quedar entre el 6% y el 20% de los mejores clasificados, en montaña no es raro en mí quedar muy poquito por encima de la mitad.

Pero siempre que puedo, si no interfiere en mis planes maratonianos, escucho la llamada de la montaña y me dejo llevar por ella.

Esta vez el reto se llamaba Ciesc Vigía Trail...


El clima era perfecto para pasar una mañana corriendo por la montaña... :) Frío, lluvia, barro, piedras resbaladizas... Además al lado de casa... Prometía... Ahí estábamos Manu y yo, puntuales una hora antes de la salida.





Primeros problemas bajando al guardarropa... Dos resbalones, el segundo, acabando de culo en el suelo... :( Por suerte, en el asfalto y la montaña la tracción era perfecta, pero en suelo liso tenía serios problemas de estabilidad... Calentamiento, estiramientos, riego de arbustos... Y como es marca de la casa, la canción de El Equipo A poco antes de la salida, son unos cracks... :D

¿Plan? Pues lo de siempre, regular, tener cuidado, el terreno resbala, no hay que quemarse, lo importante es llegar... Con estas reflexiones en la cabeza, se da la salida, y adiós planes, todos a correr, tonto el último, y zasca, primer kilómetro por asfalto en terreno llano, incluso con alguna subidilla, en 4:07, había dicho regular y salir tranquilo creo...

Otro más que acababa en subida, en 4:17, regulando, y entonces comienza lo divertido, a subir, subir, subir, subir...

Casi un kilómetro por pista, camino ancho, y comienzan las subidas trialeras al empezar el cuarto. La primera subida bien, aguantando y ganando posiciones, me sentía ligero, el clima es de los que me gustan, y subía cómodo. Ya empiezan a salir parciales de 6:22...

Empieza lo divertido, se sube mucho, cuesta, llegamos arriba, y caída libre. Caminos estrechos en zig zag, bajadas de ésas que llaman técnicas y que mis tobillos llaman asesinas, mantengo la posición, y entonces empieza lo divertido de verdad... Un kilómetro con una pendiente del 20%, subiendo al Turó del Pollo por la cara norte... :) Uno empieza con ganas, pero los pulmones y los cuádriceps no tardan en decir que hasta aquí hemos llegado... Pie a tierra, y a subir caminando...

A estas alturas ya se nota que la organización se lo ha tomado muy en serio y todos los voluntarios que nos encontramos en cada cruce nos animan y cuidan que no nos demos de bruces en la siguiente curva. Un 10 para todos, anima mucho encontrar a alguien que te guíe, te dé seguridad y además te anime con tanta intensidad.

En estos tiempos en los que leemos tantas quejas justificadas sobre la organización de muchas carreras, es una muy grata sorpresa encontrarse con una carrera tan bien organizada y con unos voluntarios tan entregados. Muchas gracias a todos, el gran recuerdo que tengo de esta carrera es en muy buena parte gracias a ellos.

Llegamos casi al lado del Poblado Ibérico, una pequeña tregua para las piernas, recupero un poco. Después, un kilómetro más de bajada asesina, bajo a 4:28, no quiero ir más rápido porque el terrero no es el mío, pero no bajo tan mal y mantengo la posición... Ya llevo 8 kilómetros, más de la mitad, la subida asesina ha sido dura, he podido recuperar algo al lado del Turó del Pollo, me animo mucho con la bajada... Pero las pendientes ponen a uno en su sitio rápidamente... :)

Volvemos a subir... A 6:17, aún se puede correr... Pero cada golpe que te pega la montaña es más duro que el anterior... Ya empiezan a flaquear las fuerzas... Toca bajar lo que se ha subido, girando otra vez hacia el Turó del Pollo, bajando con precauciones a 4:48, ¡y ya llevamos 10 kilómetros!

Pero toca lo peor... En algo más de 300 metros de subida, el desnivel es de casi 80 metros... No quiero hacer el cálculo que me asusto... Ahora sí, noto que he ido fuerte y que me he vaciado... El esfuerzo, el terreno húmedo, la lluvia, el frío... Todo se junta y el cuerpo lo sufre... Consigo subir pero a cada paso mis cuádriceps juran en arameo y mis pulmones suplican piedad... Se me hace eterno, eternísimo... Dejo pasar a un runner, bueno, a un walker como yo, que va algo más ligero... Lo cual no es difícil...

Ahora sí, parece que se ha acabado el suplicio... Ahí están animando desde la organización, qué gritos, qué ánimos, cuánto mérito tiene arrancarte una sonrisa cuando llegas con lo justo y con las piernas destrozadas... :)

Rodeamos el Turó del Pollo, esa zona la conozco, ya todo es bajada, mi cabeza lo celebra pero mis piernas ya no pueden mucho más, pero incluso recupero alguna posición... Aún queda el último reto, una bajada asesina, tan asesina que por suerte nos han puesto muchos metros de cuerda para agarrarnos, si no, la bajo de culo seguro... Volvemos a la pista forestal, terreno ancho y cuesta abajo, ahora sí, ya no hay retos importantes en el camino, pero simplemente, no puedo ir más rápido, bueno al final sí que me animo un poco, kilómetro 14 a 4:19 con estas pintas... :)




Volvemos a pisar asfalto, ya se acaba el sufrimiento, tengo tres runners delante pero ni me acerco ni se me alejan, vamos con el piloto automático, no quedan fuerzas para intentar un sprint, para apretar, qué va, pero saber que esto se acaba anima a mantener el ritmo, gente en la llegada, eso anima mucho, y después de una recta interminable, se acaban los 15,21 kilómetros según el Forerunner, en 1:23:45, a un ritmo de 5:30 clavado...




En las subidas y al final me sentía cansado, muy cansado, vacío... Pero al cruzar la meta, parar, ir a por la bolsa y cambiarme, me di cuenta de lo realmente cansadísimo que estaba... :( Las piernas me dolían, pero lo peor era la sensación de no tener fuerzas... Me había vaciado como nunca, y me costó horrores abrir la bolsa y ponerme la chaqueta... Llegó Manu, tan o más cansado que yo... Bueno, es que los dos animalitos estábamos corriendo la maratón de Barcelona hace dos semanas, dándolo todo y con mucho desgaste por el calor... :)

Pero no fue solo por eso... El recuerdo de esta carrera será lo dura que fue, lo comprobé por mí mismo y por la cara, gestos y palabras de todos los runners con los que me cruzaba... Y sobre todo, el grandísimo trabajo de la organización, que estuvo animando y cuidándonos de manera impecable. Repetiré, no hay duda.

Menos mal que después del esfuerzo pude reponer algo de proteínas... ;)


Y ya en casa, viendo la clasificación... Me doy cuenta de que no me fue tan mal, llegué en el puesto 52 de 435 finishers, entre el primer 11% de corredores, un resultado muy asfaltero para mí... ;)

sábado, 29 de marzo de 2014

Mountain week

Después de la maratón de Barcelona, la que culminó tres semanas después de la de Sevilla mi extraño año de 5 maratones, me siento más ligero que nunca y con ganas de experimentar un poco. Llegué a Barcelona pesando menos de 68 kilos, eso creo que me ayudó tanto en Barcelona como en Sevilla, y como mis rodillas están viviendo una segunda juventud desde entonces, he empezado a probar qué tal responden mis nuevas Asics Gel Excel 33-2...


Las probé en la feria del corredor de la Maratón de Barcelona. Las miraba muy interesado cuando apareció un señor de Asics preguntando si necesitaba más información. Le dije que quería probar unas zapatillas más "natural running", que consumo Asics habitualmente y me invitó a probarlas, éstas y las Gel Lyte 33. Las Lyte me parecieron demasiado ligeras, quizá podría plantearme usarlas para competición cuando jubile las Kinvara. Pero con la Excel 33 me sentí muy bien, ligeras, amortiguadas, menos drop. Pregunté cómo se llamaban, y cuando me dijeron 155 Euros, les dije que las iba a comprar su tía por ese precio me lo pensaría un poco...

Supongo que para Asics patrocinar la Maratón de Barcelona es toda una inversión y que esperan conseguir una buena imagen de la marca... Que la gente pruebe sus zapatillas, vea sus anuncios, entiendo que a la larga les beneficiará. Pero vamos, pretender vender unas zapatillas que en Wiggle o Keller-Sports puedes comprar un 30% más barato me parece una estrategia comercial un poco extraña. Entiendo que habrán hecho sus cifras y que algún guiri despistado que se haya dejado las zapatillas en casa pueda decidirse a comprar unas... Pero no sé, me da la sensación de que si aprovechan la feria para venderlas más baratas, sabiendo que pueden vender cientos si no miles de pares, o hacer ofertas especiales con descuentos o packs de zapatillas + complementos, quizá les funcionaría bien. Ellos sabrán... El caso es que, cuando vi que acabé entero la maratón, las pedí en keller-sports.es, mucho más baratas y con entrega gratuita por UPS (¡Wiggle, hay que ponerse las pilas!), y a los dos días ya las tenía en la oficina...

Descansé de lunes a viernes, pero el sábado 22 la llamada de las Excel era irresistible y decidir ir a dar un garbeo con ellas... Y de paso, empezar a intentar cambiar mi pisada. Sigo talonando cuando me despisto, y creo que iría más rápido si durante los 42 kilómetros de una maratón pisara de antepié... Así que probé el sábado, y no salió nada mal, me concentré en la pisada y la posición, e hice 8 kilómetros en ayunas a 5:03, corriendo cómodo y ligero.

Como mañana tengo una carrerita de montaña, y como acabé tan contento el sábado, pensé que el domingo era un buen día para acercarme al Turó del Pollo y la Cruz de Montigalá. Hacía mucho, muchísimo tiempo que no hacía esa ruta, ¡desde julio de 2013 para ser más exactos! Desempolvé las Gel Fuji Sensor, y también en ayunas salí a ver cómo respondía el cuerpo a las subidas...

Y me sorprendí... :) La ascensión al Turó del Pollo es dura, los 3 primeros kilómetros son una subida constante con una pendiente de más o menos el 5%. Cuando voy suelto los hago por debajo de 6:00... Luego vienen dos kilómetros demoledores, que a veces salen a más de 7:00... Esta vez, el primer tramo salió de media por debajo de 6:00, pero en la subida más terrible es donde mejor me encontré, normalmente el segundo kilómetro, con las piernas ya cansadas, sale peor, pero esta vez, lo hice muy poco por encima de 6:00, lo veía y no lo creía. Rodeé la montaña y seguí hacia Montigalá, muy fresco e incluso con ganas de apretar más en las subidas, las patuchas respondían bien y la respiración no iba nada forzada, me lié un poco por el camino de vuelta (aunque lleve la ruta en el GPS, soy capaz de perderme) y acabé pisando lechugas hasta volver a la ruta correcta y de ahí a casa... :)

Eso sí, me llevé un par de sustos, sobre todo bajando. Ya en casa vi que las suelas estaban muy lisas, el Turó del Pollo desgasta lo suyo, :), así que mis amigos de Keller Sports me han traído unas Gel Fujitrainer 2 GTX con las que espero pasármelo pipa mañana, que parece que tendremos lluvia...

Contento con mi escarceo por los montes aledaños a mi morada, el martes hice un cochinero a 5:15, de 9,56 kilómetros, y el miércoles, siguiendo con los experimentos y viendo que en la montaña me desenvolví con mucha soltura, probé las series en cuesta del Espíritu Santo.

Ya tengo bastante medido el tiempo que tardo en subir esa cuesta asesina de 500 metros... Al principio, en 2:45 o 2:40. Cuando voy entrando en calor, 2:30. Entre 2:25 y 2:20 cuando ya aprieto bastante. Y mi MCP (mejor cuesta personal) es de 2:15, normalmente después de haber hecho otras 4 y estar ya muy despierto y activado.

El jueves, la primera salió en 2:32, bien para empezar. Luego en 2:25, ya en tiempos de máximo rendimiento... Otra en 2:20, notando que aún había margen... La cuarta, en 2:16... Así que la quinta prometía... Pasito a pasito y con mucho viento en contra, me planté en la entrada del antiguo hospital, paré el Forerunner, ¡y toma, Mejor Cuesta Persona en 2:13.9! :)

Más feliz que unas santas pascuas tomé el camino de vuelta y empecé a pensar que el domingo podría ser un gran día... :)

Como el sábado iba a descansar, preferí quedarme en casa el jueves y salir el viernes. Sólo a estirar las piernas, 5,2 kilómetros a 5:25, y mañana veremos qué tal la Vigía Trail de Santa Coloma...

domingo, 23 de marzo de 2014

Más python for runners

Hace unos 9 meses escribía mi entrada Python for runners, en la que comentaba una ocurrencia que tuve para practicar un poco con este lenguaje y de paso obtener unos datos estadísticos sobre los runners que corrieron la maratón de Barcelona y la de Madrid el año pasado. Me lo pasé muy bien programando, haciendo la entrada y leyendo los comentarios de muchos amigos geeks y no tan geeks... :) Los datos objetivos fueron que 117 hombres y 11 mujeres lo hicieron, los hombres que repitieron ambas carreras lo hicieron en Madrid a un ritmo medio de 3:51:20 y en Barcelona a 3:45:19. Las mujeres, a 3:56:09 de media en Madrid y 3:56:02 en Barcelona. Todo esto, con una separación de 6 semanas entre ambas... Parecía una locura correr dos maratones en 6 semanas, pero muchos locos lo hicimos y curiosamente los tiempos no eran muy distintos entre una y otra, especialmente si tenemos en cuenta el trazado más duro de Madrid.

Una de las cosas que más me gusta de programar es que es muy fácil reutilizar lo que has hecho anteriormente y volver a aplicarlo a una situación parecida a la original con muy poco esfuerzo. Apenas me ha costado media hora preparar el Python for Runners 2.0, el reto Sevilla - Barcelona! :)

Sólo si sois muy muy muy geeks, el código está disponible aquí:

https://github.com/iZydro/python-for-runners

Si algo de lo que viene a continuación no lo entendéis y os interesa, os invito a releer el post de hace nueve meses, no ha cambiado prácticamente nada lo que he hecho hoy.

Ha sido muy fácil preparar la versión de este año. En el caso de la maratón de Barcelona, sólo había un cambio en la URL de donde se sacaban los datos de los tiempos de los corredores. En el caso de Sevilla, fue un poco más divertido, no estaba del todo claro de dónde se sacaban los datos, en este caso la web estaba hecha de manera mucho más profesional y descargaban el resultado usando JavaScript, sin recargar toda la página del navegador. Como no tenía ganas de perder mucho tiempo, puse el WireShark, un monitor de red, y vi rápidamente que cada vez que consultaba el tiempo de un runner la web obtenía los datos de esta URL:


En este caso, el chorizo enorme 53072209-9240-4455-9f22-0e7fbc5ffd2c es el identificador de la maratón de Sevilla, y el 1727 que viene después el dorsal del runner. Lo otro parece un timestamp, y en realidad parece que no se usa... La estructura de los datos que devolvía el servidor era muy parecida a la del de Barcelona, así que cambiando apenas un par de líneas puse en marcha los dos scripts y en poco más de una hora ya tenía todos los datos preparados en sendos ficheros de texto que contenían el nombre de cada finisher y su tiempo.

Y con los datos de los 14223 finishers de Barcelona y los 7998 de Sevilla, ¿sabéis cuántos locos como yo corrimos ambas maratones en un plazo de 3 semanas de tiempo, cuál fue el tiempo medio que hicimos los repetidores de las dos pruebas y cuál fue más rápida y por cuánto? Para eso está el Python for Runners... :) Para darme cuenta de que quizá no haya sido una locura tan grande, o al menos, que hay otros 67 locos como yo que corrieron ambas maratones... :)

¿Y todo esto para qué? Para corroborar que el tiempo medio de los 69 repetidores en Sevilla fue de 3:39:40, y en Barcelona de 3:43:29...

1: jorge guisado serrano            SEV=>3:43:06  BCN=>2:44:20 - BCN faster by 0:58:46
2: scott paul johnston              SEV=>2:48:48  BCN=>2:56:09 - SEV faster by 0:07:21
3: ramon lopez mendizabal           SEV=>3:16:25  BCN=>4:29:41 - SEV faster by 1:13:16
4: albert caballero recio           SEV=>2:37:13  BCN=>2:40:20 - SEV faster by 0:03:07
5: oriol sibila vidal               SEV=>3:28:26  BCN=>2:58:35 - BCN faster by 0:29:51
6: chris zair                       SEV=>3:38:18  BCN=>3:48:04 - SEV faster by 0:09:46
7: angel ortiz de villajos sanz     SEV=>3:20:08  BCN=>3:23:20 - SEV faster by 0:03:12
8: jose gaspar escudier vega        SEV=>2:55:12  BCN=>3:08:30 - SEV faster by 0:13:18
9: miguel moreno moreno             SEV=>3:16:18  BCN=>3:29:10 - SEV faster by 0:12:52
10: rafael toribio medina           SEV=>3:36:31  BCN=>3:02:11 - BCN faster by 0:34:20
11: garry mcgrotty                  SEV=>3:43:11  BCN=>3:33:35 - BCN faster by 0:09:36
12: isidro gilabert                 SEV=>3:14:39  BCN=>3:28:19 - SEV faster by 0:13:40
13: jose enrique calleja gonzalez   SEV=>3:29:21  BCN=>4:35:16 - SEV faster by 1:05:55
14: guillermo rodriguez ramirez     SEV=>3:27:28  BCN=>3:28:33 - SEV faster by 0:01:05
15: luis morales martinez           SEV=>3:45:31  BCN=>3:12:28 - BCN faster by 0:33:03
16: jordi castells marchante        SEV=>3:34:02  BCN=>3:33:14 - BCN faster by 0:00:48
17: josep maria sibila figuls       SEV=>3:28:26  BCN=>3:32:06 - SEV faster by 0:03:40
18: alvaro garcia suarez            SEV=>3:38:47  BCN=>3:43:57 - SEV faster by 0:05:10
19: pedro jose lopez cosano         SEV=>3:18:48  BCN=>3:29:15 - SEV faster by 0:10:27
20: antonio garrido esmerado        SEV=>3:24:40  BCN=>3:42:46 - SEV faster by 0:18:06
21: marta lozano gimenez            SEV=>5:07:59  BCN=>4:43:31 - BCN faster by 0:24:28
22: pau gimenez martinez            SEV=>5:07:58  BCN=>3:56:31 - BCN faster by 1:11:27
23: ferran santoyo medina           SEV=>4:30:21  BCN=>4:35:38 - SEV faster by 0:05:17
24: flavio augusto francisco        SEV=>3:21:46  BCN=>3:39:19 - SEV faster by 0:17:33
25: pablo moreno sillero            SEV=>3:38:20  BCN=>3:36:26 - BCN faster by 0:01:54
26: antonio sanchez corpas          SEV=>3:38:24  BCN=>3:36:26 - BCN faster by 0:01:58
27: david lopez ruiz                SEV=>3:19:29  BCN=>3:52:32 - SEV faster by 0:33:03
28: marlene fonseca                 SEV=>3:45:17  BCN=>4:00:55 - SEV faster by 0:15:38
29: manuel dato dato                SEV=>3:48:45  BCN=>3:50:59 - SEV faster by 0:02:14
30: santiago jose perez moya        SEV=>3:41:55  BCN=>3:57:09 - SEV faster by 0:15:14
31: jaime ruiz diaz                 SEV=>3:40:00  BCN=>4:10:31 - SEV faster by 0:30:31
32: david bertomeu baile            SEV=>3:45:08  BCN=>4:15:22 - SEV faster by 0:30:14
33: vasco rodrigues silva           SEV=>3:42:26  BCN=>3:52:21 - SEV faster by 0:09:55
34: carmine semonella               SEV=>3:36:35  BCN=>4:39:56 - SEV faster by 1:03:21
35: bruce bignell                   SEV=>4:09:45  BCN=>4:25:04 - SEV faster by 0:15:19
36: brian dunne                     SEV=>3:56:17  BCN=>3:13:54 - BCN faster by 0:42:23
37: javier garcia moreno            SEV=>3:11:33  BCN=>4:05:23 - SEV faster by 0:53:50
38: filipe torres                   SEV=>3:19:01  BCN=>3:21:05 - SEV faster by 0:02:04
39: miguel angel velasco llamas     SEV=>3:51:59  BCN=>4:23:37 - SEV faster by 0:31:38
40: jesus ramon fernandez rico      SEV=>3:57:07  BCN=>4:10:15 - SEV faster by 0:13:08
41: julio agullo ramon              SEV=>3:57:52  BCN=>4:10:54 - SEV faster by 0:13:02
42: alfredo pradas salamanca        SEV=>3:57:04  BCN=>3:54:32 - BCN faster by 0:02:32
43: eduard mora pareja              SEV=>3:56:57  BCN=>3:58:04 - SEV faster by 0:01:07
44: joao mota freitas               SEV=>3:42:25  BCN=>3:32:11 - BCN faster by 0:10:14
45: juan herrera martinez           SEV=>4:31:27  BCN=>4:28:24 - BCN faster by 0:03:03
46: pedro pereira                   SEV=>3:09:50  BCN=>4:12:18 - SEV faster by 1:02:28
47: jesus villanueva angulo         SEV=>2:56:05  BCN=>2:50:23 - BCN faster by 0:05:42
48: david garcia sanchez            SEV=>3:53:55  BCN=>2:56:54 - BCN faster by 0:57:01
49: manuel barrera rodriguez        SEV=>3:09:57  BCN=>3:08:44 - BCN faster by 0:01:13
50: carlos castillo guardia         SEV=>3:14:50  BCN=>3:22:40 - SEV faster by 0:07:50
51: felix cobo paquez               SEV=>3:19:56  BCN=>3:36:09 - SEV faster by 0:16:13
52: joan noguera gonzalez           SEV=>3:17:39  BCN=>3:21:20 - SEV faster by 0:03:41
53: marta navarro salles            SEV=>3:37:44  BCN=>3:48:35 - SEV faster by 0:10:51
54: elisabet valero morera          SEV=>4:25:35  BCN=>3:34:59 - BCN faster by 0:50:36
55: enrique coder martinez          SEV=>3:46:19  BCN=>4:04:12 - SEV faster by 0:17:53
56: jose francisco cabezas sedano   SEV=>3:14:34  BCN=>2:56:18 - BCN faster by 0:18:16
57: joaquin carmona garcia          SEV=>3:32:27  BCN=>3:37:12 - SEV faster by 0:04:45
58: stefano leonino                 SEV=>3:21:08  BCN=>3:31:49 - SEV faster by 0:10:41
59: brian pim                       SEV=>3:13:53  BCN=>3:19:45 - SEV faster by 0:05:52
60: carlos fernandez garcia         SEV=>4:17:40  BCN=>5:17:08 - SEV faster by 0:59:28
61: enrique jorquera barrionuevo    SEV=>4:42:06  BCN=>3:04:43 - BCN faster by 1:37:23
62: rodrigo ferreira                SEV=>4:10:19  BCN=>4:10:10 - BCN faster by 0:00:09
63: laia ratera rubiralta           SEV=>3:22:08  BCN=>3:19:50 - BCN faster by 0:02:18
64: tomas padua vega                SEV=>2:27:44  BCN=>2:40:12 - SEV faster by 0:12:28
65: jose maria segura saint-gerons  SEV=>4:19:01  BCN=>4:27:26 - SEV faster by 0:08:25
66: juan ignacio rovira magraner    SEV=>4:21:14  BCN=>4:00:20 - BCN faster by 0:20:54
67: manuel masedo gomez             SEV=>4:15:53  BCN=>4:26:45 - SEV faster by 0:10:52
68: montse urbea puig               SEV=>3:47:01  BCN=>3:58:52 - SEV faster by 0:11:51

Ran SEV2 faster: 45, ran BCN faster: 23
Average SEV time 3:39:40
Average BCN time 3:43:29
Average difference: SEV faster by 3 minutes, 48 seconds

Como datos curiosos... Un runner hizo 2:37 en Sevilla y 2:40 en Barcelona, y otro 2:27 y 2:40 también... Qué bestias... Otro que me dejó pensativo fue el que hizo 4:42 en Sevilla, y luego se marcó un 3:04 en Barcelona. Otro hizo también 3:54 y 2:56, respectivamente. Habrán hecho una maratón cochilona en Sevilla para luego cascarse un sub 3h en Barcelona. Esas cosas nunca las habría sabido sin mi querido python...

Supongo que esto es fruto del Marathon Blues... :)

domingo, 16 de marzo de 2014

Crónica de la maratón de Barcelona 2014

Sí, es de locos correr dos maratones en 3 semanas... Pero la experiencia de hoy la voy a recordar mucho tiempo, será una de esas cosas que uno se lleva a la tumba y de la que hablará largo y tendido...

La mañana empezó a las 5:00am. Empezando a correr a las 8:30am, una de las lecciones que tengo aprendidas es que debo desayunar unas 3 horas y media antes de la carrera, y que he de tener tiempo suficiente de hacer al menos tres visitas al señor Roca. Me levanté con muchas ganas de que hoy fuera un gran día, en especial para Manu, que no tuvo que insistirme mucho para que intentara acompañarle en su reto de bajar de las 3 horas y media, lo he hecho con toda la ilusión del mundo y egoístamente para poder saborear con él el momento.

Desayuno de muesli, yogur desnatado y zumo de naranja, de postre, dos galletas con chocolate y café, y a hacer los deberes por partes... La última parada en boxes, ya con la ropa puesta, y a las 6:50am ya iba camino del metro, disfrutando ese lujo que supone desayunar en casa, coger el metro e irse a correr una maratón.

Ahí estaban ya Manu, Toni y unos amigos de ellos que también le dan fuerte a las zapatillas, sobre todo por la montaña.




La maratón de Barcelona es cara comparada con otras, pero es muy difícil encontrar quejar sobre la organización, falta de agua o avituallamientos o problemas con el guardarropa. Hoy, de nuevo, todo perfecto. A las 8:00am ya estábamos listos, salíamos con la segunda oleada, en el cajón de 3:15-3:30, así que íbamos a ser los "lentos" de la manada. Muy bien la entrada en los corrales, civismo entre los corredores, y caminando, a las 8:34am, cruzamos la línea de salida, comentando en broma que hasta dentro de 3 horas y media ya no podíamos volver a caminar, ahora se trataba de correr. Última parada en el muro de las micciones, antes de entrar en los corrales... :)

En la salida ya hacía calor... El pronóstico del tiempo, terrible para el corredor, pero estupendo para el público. Se notó, en mi cuarta maratón de Barcelona, ha sido en la que más he sentido el apoyo de mis conciudadanos, mucha gente durante toda la carrera, muchos ánimos, aunque todavía tenemos en Barcelona una asignatura pendiente que es el incivismo de los que cruzan de lado a lado de la carrera de manera muchas veces imprudente...

Había que medir los tiempos con mucho cuidado, ya que nada más salir, tuvimos que parar a orinar, serían los nervios o la hidratación pre-carrera, pero el caso es que en el segundo kilómetro hicimos una rápida parada en boxes... Acción sincronizada, y de vuelta a la carrera, perdimos poco tiempo y seguimos al ritmo marcado, todavía quedaba muuuuuucho por delante. Los primeros kilómetros, intentando minimizar el desgaste y robando segundos al ritmo de 5:00 min/km, pasamos por el 5 en 24:51, penalizados por la meada, hicimos los 5 siguientes en 24:14, robando más segundos al crono, y del 10 al 15 en 24:46. El rimo medio, más o menos de 4:55 min/km, sin sufrir y guardando segundos que iban a hacer falta cuando subiera la temperatura.

Alrededor del 16, otro incidente urinario... :) Segunda parada en boxes, esta vez me alargué un poco más, le dije a Manu que siguiera y que ya le alcanzaría. Era justo cuando empezaba la subida por la Meridiana, así que, literalmente, se me hizo un poco cuesta arriba. En ese momento no se me pasaba otra cosa por la cabeza que recuperar esos 30 segundos perdidos en el proceso de micción, así que puse el turbo, y durante casi 4 kilómetros subí más o menos a 4:35 min/km, viendo falsos Manus hasta que por fin atrapé al verdadero cuando faltaba poco para pasar por la media... :D Del 20 al 25, meada incluida, 24:27. Seguíamos rascando segundos. El paso por la media queríamos que fuera alrededor de 1:42:30, llevar dos minutos y medio de margen. Al final pasamos en 1:43:19, pero no hay problema, teníamos casi dos minutos de colchón, ya habíamos parado dos veces en boxes y el desnivel de la carrera a partir de entonces era favorable. Al pasar por el 22, que salió casi a 4:30 min/km, ya teníamos casi esos dos minutos y medio de margen, y las fuerzas estaban muy bien. Pero ya empezaba a notarse el calor...

Del 20 al 25, el perfil favorable nos llevó a completar ese tramo en 23:56, un minuto más de reserva. Manu iba muy bien, yo tenía mis dudas, sobre todo tras el esfuerzo en la subida, pero las piernas respondían. Hicimos los deberes con la hidratación, yo fui consumiendo geles a mi ritmo habitual, cada 7 kilómetros. En el kilómetro 25 el sol ya era una realidad, y nos acercábamos al tramo probablemente más decisivo de la carrera... La eterna subida por la Diagonal hasta Glorias, en ligera ascensión, media vuelta, bajar lo subido, y pasar el psicológico kilómetro 30. El calor se notaba, decidimos ser conservadores en la subida y recuperar en la bajada, para ver cómo llegábamos al 30. Llegamos desde el 25 en 24:48, aún rascando segundos al ritmo de 5:00 km/min.

Y a partir del 30, ya sabéis... Empieza la maratón. En ese punto noté que no estoy en mi mejor momento, obviamente... Le dije a Manu que si no podía seguir el ritmo que el necesitaba, le haría una señal y le desearía suerte... Y no, no podía con el ritmo de 4:55 min/km... A nuestro alrededor, empezaban a verse los primeros walkers... Todos estábamos sufriendo el ataque combinado del tío del mazo y el Lorenzo, en forma de subida de pulsaciones y de carencia de glucógeno. Sin necesidad de decirlo, las piernas nos recomendaron bajar el ritmo, y empezar a canjear esos segundos de margen a cambio de llevar un ritmo en el que el desgaste fuera menor durante los 12 kilómetros que quedaban, la verdadera maratón. Aunque suene cruel, ver corredores caminando a veces es una señal positiva de que lo estamos haciendo bien, no podemos ir al mismo ritmo con 10 grados más de temperatura y 30 kilómetros en las piernas... Seguimos bien, regulando el esfuerzo, y casi se nos pasó volando el tramo del 30 al 35, sin señales del tío del mazo y peleando contra el Lorenzo, en 25 minutos y 20 segundos. Sólo sacamos 20 segundo del colchón, y ya estábamos en la parte final. Las caras de preocupación se convirtieron en sonrisas de complicidad... Todo pintaba muy bien, estábamos plantando cara al calor y manteniendo un ritmo que nos podía llevar al 3:30.

A partir del 35, curiosamente, muchos menos walkers. No nos mordió ninguno y seguíamos intactos... :) Ya habíamos dejado atrás el desolador litoral y corríamos por el centro de Barcelona, mucha más animación, mucha más gente, en el 37, estaba mi señora y mis cachorros, los vimos, las sonrisas de un niño animan a cualquiera, y seguíamos a un ritmo casi clavado de 5:00, adelantando casi constantemente corredores, dándonos ánimos, recordando, "cabeza, cabeza, ahora cabeza"... Algún kilómetro en bajada incluso salió alegre, mucho ambiente en Puerta del Ángel, Plaza Cataluña, ya vemos el Paralelo, la última prueba... Empezamos a subir y pasamos por el 40, hacemos esos 5 kilómetros en 25:18, genial, sólo 18 segundos a crédito.

Las dudas sobre si llegaríamos se convierten en ánimos, en mini retos, decimos, el Paralelo hay que subirlo con todo, ¡si podemos a 5:00, a 5:00, a 5:15 ni soñarlo! Y sí, subimos muy sueltos, adelantando, vuelven los walkers, el sol a todo lo que da, pero cuando tu objetivo está a tu alcance, quién dijo sol o quién dijo cansancio!!! El Forerunner y la web de la carrera lo dicen claro, subimos el Paralelo a menos de 5:00 km/min, felices, sonriendo, celebrando que sí, que hoy era el día del sub 3:30. El colchón era suficiente para bajar holgadamente, se acaba el Paralelo, giramos hacia Plaza de España, apretamos un poco más, ahí está la meta, le pregunto a Manu si quiere entrar solo o juntos, me dice que juntos, apretamos un poco más, coge a su hijo de la mano, que nos aguanta el ritmo muy bien, y sí, entramos juntos, emocionados, en 3:28:19, su mejor marca personal, un merecido sub 3:30.

Pocos segundos después, más que satisfecho y contento por esos kilómetros que compartimos, si tenía alguna duda sobre haber corrido hoy o no, el más mínimo atisbo se esfumó tras el abrazo que nos dimos, ver a un amigo así de feliz y haber podido ayudar aunque haya sido solo un poquito, no tiene precio...

Lo volvería a hacer otra vez y mil veces más... Como sé que casi todos los habríais hecho...




Ah, Toni, en su línea... 3:04, qué tío... :)

sábado, 15 de marzo de 2014

El Kawauchi del Besós...

No me había dado cuenta hasta ahora, entre caprichos del calendario y mis peculiares objetivos, resulta que en los últimos 365 días voy a correr 5 maratones, no creo que me haya ganado todavía el título de "El Kawauchi del Besós", pero sí que creo que va a ser el año maratoniano más intenso que recuerde, el que empezó el 17 de marzo de 2013 con la maratón de Barcelona (3:21:25), siguió el 28 de abril de 2013 con la maratón de Madrid (3:22:14), alcanzó su clímax el 3 de noviembre de 2013 con la maratón de Nueva York (3:22:28), se acercó a la recta final hace 3 semanas, el 23 de febrero de 2014 con la maratón de Sevilla (3:14:40) y acabará mañana 16 de marzo de 2014 con la maratón de Barcelona, en la que mi objetivo principal es bajar de 3:30 con Manu, y en caso de no cumplirse (por mi parte, por la suya seguro que sí), al menos acabarla y colgarme mi undécima medalla.

Nunca había sido un objetivo correr 5 maratones en un año. Es más, cuando me preguntan cuántas maratones hago al año, suelo decir que 3, 2 en serio y 1 en broma. El caso es que en 2013, el año del Iberia 2701-4001 (Barcelona-Madrid-Nueva York), las tres salieron en serio. Aunque a Madrid fui medio de broma, hice una de las carreras que mejor recuerdo me han dejado en mi corta vida de maratoniano, y seguramente, los 7 kilómetros de los que más orgulloso me siento, los últimos de la mítica Mapoma.



A Sevilla fui más en serio que nunca, entrenando duro, siendo estricto con el peso y con una estrategia de carrera que no dejaba nada a la improvisación. Salió lo que quería, por los pelos, o por una meada, como contaba en la crónica, pero salió.



3 semanas después, correré en Barcelona, me siento bien, no ha habido secuelas de Sevilla, he podido correr a ritmos buenos estas dos últimas semanas aunque no mucha distancia, y en teoría iré a un ritmo que no debería desgastarme demasiado. Pero a la maratón hay que respetarla, la sombra de una hecatombe de proporciones bíblicas ahí está, pero espero salir airoso.

Todo esto puede servir para introducir la reflexión que estoy haciendo en esta entrada... En el mundo runner-bloguero, creo que no exagerar si digo que el 95% de los comentarios que intercambiamos son palabras de ánimos, felicitaciones y consejos digamos que suaves. A veces nos intercambiamos tirones de orejas, o nos decimos suavemente los unos a los otros que podemos mejorar aún más nuestras marcas con un poco más de esfuerzo. Al mismo tiempo que nos recordamos mutuamente que normalmente hacemos esto por disfrutar, compaginándolo con nuestra vida "normal" e intentando sobre todo pasarlo bien (aunque sea sufriendo a partir del kilómetro 35 y pensando que nunca más vamos a volver a hacerlo)...

En mi última entrada me encontré uno de esos comentarios, lástima no conocer al autor, me gustaría... :)

Que ganas de buscar lo que no tienes......!!!!!Estas tentando al diablo.......!!!!!Con la marca que has conseguido en media este año, vete de una vez a buscar la marca que te mereces, 3:05 ...!!! y después a por 3:00.Deja ya de una vez de doblar maratones, de comidas indecentes, de fumar y de inventarte planes.Con diez maratones a la espalda y con tus condiciones no puedes estar contento con 3:15Busca un buen plan, una buena maratón y creetelo, tienes muchos pros y pocos contras pero que te perjudican mucho.Ànimo.

Y voy a decir sin rubor que seguramente tiene razón, que si aún fuera más estricto con la dieta, no me fumara un pitillo de vez en cuando, corriera sólo dos maratones al año pero con un plan diseñado a medida y muy exigente, no me pusiera las botas de fútbol sala y sacrificara algún aspecto más de mi vida "normal", podría correr una maratón en un tiempo cercano a 3:05, y en un día perfecto en el que todo estuviera de cara, quizá rozar las 3 horas... No lo sé, tendría que hacer todo eso, y quizá más. Y además debería ver cómo reacciona mi cuerpo a esa dosis de estrés, mis rodillas no son las de un chaval, mis pulsaciones en reposo no son bajas y mi pisada y técnica de carrera necesitan mucho trabajo. Pero agradezco mucho el comentario, suena sincero y me ha dado que pensar. ¡Esas cosas siempre se agradecen!

Creo que estos últimos meses he estado muy cerca del límite que no estoy dispuesto a superar en cuanto a preparación maratoniana se refiere. 68 kilos es un buen equilibrio entre no pasar hambre, permitirme algún capricho de vez en cuando (¡para eso son los ticket restaurante que me dan en el curro!), dedicar tiempo a mi casa y mi familia, y estar disponible para mis obligaciones profesionales siempre que sea necesario. Sí que creo que puedo mejorar un poco más en maratón. No a costa de perder 5 kilos más, ni renunciando a correr una tercera maratón deportivo-amigo-turística, ni cambiando mis horarios de entrenamiento por otros en los que el cuerpo pueda trabajar mejor, ni dejando de disfrutar como un enano jugando a fútbol un par de veces al mes con mis compañeros de trabajo. Mi horario de entrenamiento entre semana, por cuestiones personales y laborales, seguirá siendo las 5:15am. El despertador sonará como muy pronto a las 4:40am, y a no ser que haya fútbol o The Walking Dead, me iré a la cama alrededor de las 22:00. Un homenaje culinario de vez en cuando está entre mis objetivos vitales, aunque esté dispuesto a seguir hirviendo las patatas de la tortilla en vez de freírlas, olvidarme de los refrescos y bollería industriales y seguir con mis ensaladas como cena diaria.

Pero sí que voy a intentar algo nuevo... Mejorar mi técnica de carrera, creo que con el esfuerzo que hago, mejorando la pisada, la posición y quizá la respiración, pueda arañar segundos al crono. Empecé a hacerlo pero no fui todo lo constante que debería. Voy a recuperar el metrónomo, releer Chi-Running y Pose Method, voy a experimentar con un calzado distinto, algo transicional al Natural Running, y ver qué pasa. No es lo mismo correr con 76 kilos que con 68, mis rodillas están viviendo una segunda juventud y si entreno con cabeza, hago ejercicios en casa con criterio y tengo suerte con la adaptación, por qué no, ¿quién dice que no podría caer un 3:10?

No es ése el objetivo de Barcelona 2014, obviamente... Pero... El día 19 me inscribiré... Y si no hay problemas con la homologación del tiempo y todo sale bien, si me confirman la plaza, en octubre podría intentarlo en Chicago.

El plan es...


  • ¡¡¡DESCANSAR DESPUÉS DE BARCELONA!!! Al menos dos semanas enteritas... En las que sólo jugaré a fútbol... :)
  • Mantenerme en mi peso actual.
  • Dedicar un par de meses a olvidarme de ritmos y trabajar la técnica.
  • Ir alternando mis zapatillas habituales con unas de perfil más natural. Estoy pensando en unas Asics de la serie 33, acepto consejos... :)
  • Ver si la transición es buena e intentar trabajar una pisada más plana, más reactiva, a una mayor cadencia.
  • Entrenar duro.
  • Hacer un 3:09:59 en Chicago...


¿Suena como un plan? :D

El lunes, junto a la crónica de Barcelona, empezaré a comprobarlo...

¡Ah! El martes hice el penúltimo entrenamiento, 2,5E + 6M + 1E. Los 6 kilómetros a ritmo maratón, 2 con viento a favor y 4 en contra, salieron a un ritmo de 4:44 min/km. Los compro... :) Y el jueves, 8 kilometrillos para estirar las piernas y unas rectas al final. Relajado y sin presiones, a 5:05 min/km.

lunes, 10 de marzo de 2014

Algo de chispa queda...

Sigue en pie la locura de correr la maratón de Barcelona. No voy a decir que esté siguiendo un plan de dos semanas, porque en dos semanas hay poco que planificar... Simplemente, he descansado una semana, el domingo volví a entrenar e intentaré ver si algo de chispa quedó después de Sevilla, y si puedo encender con ella una llamita que me lleve entero hasta el Paralelo... :)

El domingo 2 de marzo, después de volver de Canadá el sábado por la tarde, salí a ver qué se contaban las piernas una semana después... Salí sin un objetivo claro, ni ritmo M ni ritmo E, simplemente, a ver qué pasaba. No me costó empezar a rodar suelto, fui por el río pocos segundos por encima de 5:00, y como las patuchas respondían, decidí hacer al menos 20 kilómetros. Saliendo del río empecé a notar los cuádriceps muy cargados... ¡Las agujetas que no tuve en toda la semana aparecieron de repente a la altura de San Adrián! Pero no era nada que no se pudiera soportar, y si quiero llegar con un mínimo de garantías a Barcelona, no puedo tirar la toalla en cuanto aparece la primera dificultad. Seguí en dirección a las Torres Mapfre, manteniendo ese ritmo entre 5:00 y 5:10, y ahí me tomé un gel y di media vuelta. Empecé a sentirme mejor, y los ritmos mejoraron por debajo de 5:00, con las piernas más sueltas, con la cabeza más por la labor, hasta completar 21,07 kilómetros a un ritmo medio de 5:04.

Con las piernas aún cargadas, el lunes, intenté meter algo de ritmo. 6 kilómetros cochineros, y 3 en progresión, a 5:23, 5:00 y 4:51. Y 500 metros más para enfriar... Algo queda de Sevilla pero la chispa no aparece...

El martes... Seguro que algunos me vais a reñir... Opté por sprints, cambios de ritmo y carrera continua durante una hora, todo ello con 11 colegas del trabajo y una pelota de por medio... ;) Sirva la foto para ilustrar una de las máximas del maratoniano...



Si has corrido una maratón hace 10 días, y vas a correr otra dentro de otros 10 días, es importante, durante este tiempo, no hacer ejercicios que requieran movimientos bruscos para minimizar el riesgo de lesiones...

El partido fue espectacular... :) Por suerte o por desgracia, el que íbamos a jugar mañana lo hemos aplazado una semana... No sé cómo explicarlo, al que le guste el fútbol, seguro que me entiende... ;) Algo de planta de mi época moza de futbolista amateur ha quedado, creo... Este contraataque letal acabó en gol... :)



Aunque, siendo un deporte de contacto, a veces se corren riesgos... Que acabaron bien... Contacto hay... Aunque el colegiado no vio voluntariedad... ;)



El miércoles, pensando que no me sobran días, preferí un cochinero de 8 kilómetros en vez del descanso total. Salieron muy cochinos, a 5:57... Pero me sentaron bien.

El jueves lo noté. Los cochineros muy cochinos te dejan fino para intentar hacer un entrenamiento más exigente al día siguiente. Fui a por las series de 2000, empecé algo cansado y dormido, después de calentar 2,5 kilómetros, salió el primer intervalo, con viento favorable, a 4:35... El segundo, ya de vuelta, con viento en contra, a 4:38... Vaya series... Pero en el último, llegó la chispa, y con viento en contra huracanado, conseguí hacer los 2 kilómetros a una media de 4:24. Algo de chispa queda...

Viernes, ahora sí, descanso. Y sábado, la prueba de la chispa... ¿Estoy para correr a ritmos maratón? Luego ya veremos cuánto aguanto... Y no salió mal, fueron 14,18 kilómetros a 4:40, sin sensación de esfuerzo, a un ritmo bastante constante, variando pocos segundos en función del viento. Buena inyección de moral, el ritmo teórico que llevaremos Manu y yo en Barcelona rondará entre 4:50 y 5:00, así que empiezo a pensar que a lo mejor aguanto... :)

El domingo, rodaje largo y suave, ya no voy a afinar nada, se trata de ver si la chispa que queda se puede mantener. Fueron poco más de 20 kilómetros, a un ritmo tranquilo y poco esfuerzo, de 5:24 min/km.

Hoy un inmerecido descanso, el cuerpo lo pedía después de los entrenamientos del fin de semana, y de la comilona del domingo... No pondré fotos para no herir la sensibilidad de nadie, pero en facebook están... :)

Mañana a ver si salen unas series mejor de ritmo. Quizá el jueves haga el último entrenamiento, a ritmo M. Y el domingo, a correr mi undécima maratón, qué poco me ha durado la décima. Que además será mi cuarta maratón de Barcelona.