Tabs

domingo, 25 de abril de 2010

Los 10 de La Llagosta

Voy a acordarme una vez más de la Cursa de La Sagrera. Creo que es mi favorita, la que mejores recuerdos me trae. Era un día lluvioso y hacía frío, fui solo y salí de casa ya con la ropa con la que iba a correr, y casualmente me encontré en el metro a mi peluquero, que pacientemente escucha mis aventuras de corredor cada vez que me corta el pelo... :) Hice mi mejor marca en 10K, superando la anterior en más de dos minutos, realmente fue el mayor salto cuantitativo en mis resultados.

Me he vuelto a acordar de Sagrera porque las dos semanas precedentes a esa carrera guardan cierto similitud con estas dos últimas semanas. En ambos casos, tenía dos 10K seguidas, de ésas que me gustan, llanas, no muy lejos de casa, y con la intuición de que podía mejorar mi marca.

En noviembre corrí los 10K de El Clot haciendo marca, la semana siguiente sólo entrené un día, y el domingo de la Sagrera pulvericé mi marca. La semana pasada corrí la Cursa Bombers - Nike batiendo la famosa marca de Sagrera, pero esta vez salí tres días a correr entre semana. El martes hice la ruta en dirección a Montcada, a 4:53, el jueves la ruta de ida y vuelta a la playa a 5:00 y el viernes repetí Montcada, bastante relajado, a 5:05, no quería forzar más de la cuenta y la alerta de punto 8 estaba en nivel rojo...

¡Y hoy llegó el día de "Els 10 de La Llagosta"!



Me enfrentaba a mi distancia clásica con el ánimo de haber podido bajar mi marca la semana anterior. En la última carrera la subida al Paralelo me pasó factura, y me quedó la sensación de que podía haberlo hecho mejor. Desde noviembre había empezado a entrenar un poco más, pero por otro lado últimamente había hecho varias medias maratones y no tenía bien ajustado el ritmo de los 10K. Así que bajar 8 segundos era aceptable, pero sinceramente, esperaba más. Y hoy era el momento de intentarlo de nuevo...

Manu iba a pasar por casa con el coche, así que podía dedicar algo más de tiempo al punto 8. Me levanté a la hora habitual de los días de carrera, las 5:55, y me comí mi plato de pasta, zumo, galletas y café. Esta vez resistí mi incontrolable gula y no me lo comí todo, la semana anterior me pasé un poco y puede que me afectara durante la carrera. Cumplí tres puntos 8 de magnitud decreciente, y salí ligero como una pluma. Me llevé una barrita de cereales con chocolate para antes de la carrera, y con el GPS en el salpicadero, nos fuimos a La Llagosta.

Éramos pocos, unos 800, y la organización, una vez más, muy buena. No hubo problemas ni colas para recoger el dorsal, después de aparcar tranquilamente en una zona habilitada para ello, y la cola del baño, visita indispensable, no era excesiva. Había una zona amplia para estirar y una avenida peatonal al lado de la salida para calentar. Hice unos minutos de calentamiento, estiré bien, troté un rato más, y a diez minutos para la salida fuimos en busca de una buena posición para empezar la carrera. Calentando ya me había dado cuenta de que íbamos a pasar algo de calor...

¡Pistoletazo, y a correr como cobardes!

Estas carreras con poca gente me gustan porque lo normal es que los que acuden a ellas realmente disfrutan corriendo y se toman muy en serio la carrera. En las carreras más populares te encuentras señoras y señores cuyo trasero no ha sido suficientemente moldeado por el kilometraje, individuos disfrazados de gallina, señores con carrito y niño incluido o jóvenes que son incapaces de correr en línea recta mientras hablan del partido de fútbol del día anterior en lugar de respirar...

Salí con ganas, creo que con calor se sale más caliente que con frío, y sin notar un esfuerzo especial y siguiendo un ritmo no mucho más alto que la gente que me rodeaba, acabé el primer kilómetro a 3:53. Me sorprendí cuando me lo cantó el RunKeeper, sinceramente, pensaba que iba a unos 4:10... Iba ligero de piernas aunque con la respiración quizá algo más forzada de la cuenta, y casi dejándome llevar por los compañeros de carrera, acabé el segundo kilómetro a 3:56. Iba bastante más rápido que la semana pasada, pero notaba que me costaba un poco oxigenarme bien.

Durante el tercer kilómetro hubo algunos tramos con subidas. El folleto de la carrera decía que era totalmente plana, pero no fue así. Las subidas eran cortas, pero intensas. Me las tomé con calma, sé que las rampas ascendentes son mi tendón de Aquiles, y completé ese tercer kilómetro a 4:00. Estaba haciendo tiempos para mejorar bien mi marca, pero temía que el calor y estos tiempos me pasaran factura.

Durante el cuarto mi tiempo por kilómetro subió a 4:09, aún por debajo de los tiempos que hice la semana anterior. Creo que las pequeñas cuestas del kilómetro anterior tuvieron algo de culpa... Y llegué a la mitad de la carrera haciendo el kilómetro a 4:03. No quise beber agua en el avituallamiento del kilómetro 5 para no perder el ritmo que llevaba.

A esas alturas ya estaba convencido de que iba a poder hacer marca. Pero también tenía claro que iba a sufrir para ello. Creo que el calorcillo a la hora de la salida, que afortunadamente bajó de intensidad durante la carrera, y el ritmo que llevaba la mayoría de la gente hizo que me dejara llevar y que corriera algo más de lo que habría debido, pero estando ya a mitad de carrera, la más inteligente era dosificar las fuerzas para llegar entero, ya no podía cambiar lo hecho.

A partir del sexto kilómetro los tiempos fueron subiendo. 4:20 y 4:21 en el sexto y el séptimo. Veía como el tiempo medio por kilómetro iba subiendo uno o dos segundos cada 1000 metros. Los cinco primeros acabaron a una media de 4:00, y a partir del sexto fue aumentando constantemente. El octavo kilómetro se me hizo duro, no pude bajar de los 4:28 y notaba cansancio en las piernas. Veía que la media por kilómetro estaba acercándose a los 4:10. Volví a mi táctica de mantener un ritmo de respiración bueno y adaptar la velocidad de la zancada a él, intentando no alargarla más de la cuenta.

Cuando vi la marca del kilómetro 8 decidí que los ocho minutos que quedaban de carrera había que dedicarlos a pagar mi inconsciencia de la salida... :) Aumenté un punto el ritmo que llevaba, pero me encontré con una subida con la que no contaba. No había excusas, quedaban dos kilómetros y había que darlo todo. Durante la subida estuve incluso adelantando gente. Y justo cuando acabó el sufrimiento por la terrible lucha contra la gravedad, apareció el cartel del kilómetro 9. Acabé el octavo a 4:20, recuperando el ritmo pese a la subida, y al comenzar el último aumenté dos puntos la velocidad, pensando en esprintar a la llegada.

Ese décimo kilómetro lo hice a 4:01, con un buen cambio de ritmo durante los últimos 300 metros y esprintando en la última recta. Vi el marcador del tiempo cuando éste marcaba 41:00, había cruzado la línea de salida más o menos cuando ya marcaba 10 segundos y debían quedar unos 300 metros. Así que ya tenía bastante claro que iba a hacer mi mejor marca, ¡ya sólo era cuestión de cuánto podía esprintar y por cuánto la iba a superar!

Vacié mis últimas fuerzas y crucé la línea de meta 41 minutos y 33 segundos después de la salida, más de medio minuto por debajo del tiempo de la semana anterior. Me había ganado el Aquarius y una bolsa de deporte con regalos variados (bombones, un cepillo masajeante para la espalda, barritas de cereal y chocolatinas), y como colofón, un bocata de butifarra y un vasito de vino peleón.

Esperaba bajar mi marca, pero esta vez esperaba que por menos tiempo. Creo que se dieron las mejores circunstancias para correr, buen tiempo en la salida, bajó la temperatura durante la carrera, poca gente, recorrido no muy duro y nivel bastante competitivo. Me temo que salí demasiado fuerte pero pude aguantar al final.

Ahora voy a intentar cambiar mi entrenamiento y buscar una ruta algo más dura que la que hago habitualmente. Se acerca la Cursa de Sant Quirze, con alguna subida importante, y la Cursa del El Corte Inglés, con la terrorífica subida al Estadio de Montjuïc. El año pasado, sobre todo en la de El Corte Inglés, lo pasé fatal. A ver este año... Pero eso ya será en otro post. Ahora a saborear haber bajado los 42:00, ¡eso es un buen cajón para próximas carreras!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada