Tabs

sábado, 29 de marzo de 2014

Mountain week

Después de la maratón de Barcelona, la que culminó tres semanas después de la de Sevilla mi extraño año de 5 maratones, me siento más ligero que nunca y con ganas de experimentar un poco. Llegué a Barcelona pesando menos de 68 kilos, eso creo que me ayudó tanto en Barcelona como en Sevilla, y como mis rodillas están viviendo una segunda juventud desde entonces, he empezado a probar qué tal responden mis nuevas Asics Gel Excel 33-2...


Las probé en la feria del corredor de la Maratón de Barcelona. Las miraba muy interesado cuando apareció un señor de Asics preguntando si necesitaba más información. Le dije que quería probar unas zapatillas más "natural running", que consumo Asics habitualmente y me invitó a probarlas, éstas y las Gel Lyte 33. Las Lyte me parecieron demasiado ligeras, quizá podría plantearme usarlas para competición cuando jubile las Kinvara. Pero con la Excel 33 me sentí muy bien, ligeras, amortiguadas, menos drop. Pregunté cómo se llamaban, y cuando me dijeron 155 Euros, les dije que las iba a comprar su tía por ese precio me lo pensaría un poco...

Supongo que para Asics patrocinar la Maratón de Barcelona es toda una inversión y que esperan conseguir una buena imagen de la marca... Que la gente pruebe sus zapatillas, vea sus anuncios, entiendo que a la larga les beneficiará. Pero vamos, pretender vender unas zapatillas que en Wiggle o Keller-Sports puedes comprar un 30% más barato me parece una estrategia comercial un poco extraña. Entiendo que habrán hecho sus cifras y que algún guiri despistado que se haya dejado las zapatillas en casa pueda decidirse a comprar unas... Pero no sé, me da la sensación de que si aprovechan la feria para venderlas más baratas, sabiendo que pueden vender cientos si no miles de pares, o hacer ofertas especiales con descuentos o packs de zapatillas + complementos, quizá les funcionaría bien. Ellos sabrán... El caso es que, cuando vi que acabé entero la maratón, las pedí en keller-sports.es, mucho más baratas y con entrega gratuita por UPS (¡Wiggle, hay que ponerse las pilas!), y a los dos días ya las tenía en la oficina...

Descansé de lunes a viernes, pero el sábado 22 la llamada de las Excel era irresistible y decidir ir a dar un garbeo con ellas... Y de paso, empezar a intentar cambiar mi pisada. Sigo talonando cuando me despisto, y creo que iría más rápido si durante los 42 kilómetros de una maratón pisara de antepié... Así que probé el sábado, y no salió nada mal, me concentré en la pisada y la posición, e hice 8 kilómetros en ayunas a 5:03, corriendo cómodo y ligero.

Como mañana tengo una carrerita de montaña, y como acabé tan contento el sábado, pensé que el domingo era un buen día para acercarme al Turó del Pollo y la Cruz de Montigalá. Hacía mucho, muchísimo tiempo que no hacía esa ruta, ¡desde julio de 2013 para ser más exactos! Desempolvé las Gel Fuji Sensor, y también en ayunas salí a ver cómo respondía el cuerpo a las subidas...

Y me sorprendí... :) La ascensión al Turó del Pollo es dura, los 3 primeros kilómetros son una subida constante con una pendiente de más o menos el 5%. Cuando voy suelto los hago por debajo de 6:00... Luego vienen dos kilómetros demoledores, que a veces salen a más de 7:00... Esta vez, el primer tramo salió de media por debajo de 6:00, pero en la subida más terrible es donde mejor me encontré, normalmente el segundo kilómetro, con las piernas ya cansadas, sale peor, pero esta vez, lo hice muy poco por encima de 6:00, lo veía y no lo creía. Rodeé la montaña y seguí hacia Montigalá, muy fresco e incluso con ganas de apretar más en las subidas, las patuchas respondían bien y la respiración no iba nada forzada, me lié un poco por el camino de vuelta (aunque lleve la ruta en el GPS, soy capaz de perderme) y acabé pisando lechugas hasta volver a la ruta correcta y de ahí a casa... :)

Eso sí, me llevé un par de sustos, sobre todo bajando. Ya en casa vi que las suelas estaban muy lisas, el Turó del Pollo desgasta lo suyo, :), así que mis amigos de Keller Sports me han traído unas Gel Fujitrainer 2 GTX con las que espero pasármelo pipa mañana, que parece que tendremos lluvia...

Contento con mi escarceo por los montes aledaños a mi morada, el martes hice un cochinero a 5:15, de 9,56 kilómetros, y el miércoles, siguiendo con los experimentos y viendo que en la montaña me desenvolví con mucha soltura, probé las series en cuesta del Espíritu Santo.

Ya tengo bastante medido el tiempo que tardo en subir esa cuesta asesina de 500 metros... Al principio, en 2:45 o 2:40. Cuando voy entrando en calor, 2:30. Entre 2:25 y 2:20 cuando ya aprieto bastante. Y mi MCP (mejor cuesta personal) es de 2:15, normalmente después de haber hecho otras 4 y estar ya muy despierto y activado.

El jueves, la primera salió en 2:32, bien para empezar. Luego en 2:25, ya en tiempos de máximo rendimiento... Otra en 2:20, notando que aún había margen... La cuarta, en 2:16... Así que la quinta prometía... Pasito a pasito y con mucho viento en contra, me planté en la entrada del antiguo hospital, paré el Forerunner, ¡y toma, Mejor Cuesta Persona en 2:13.9! :)

Más feliz que unas santas pascuas tomé el camino de vuelta y empecé a pensar que el domingo podría ser un gran día... :)

Como el sábado iba a descansar, preferí quedarme en casa el jueves y salir el viernes. Sólo a estirar las piernas, 5,2 kilómetros a 5:25, y mañana veremos qué tal la Vigía Trail de Santa Coloma...

9 comentarios:

  1. ¡Estás echo toda una cabra montesa!
    Con respecto al tema de las zapatillas, desconozco como será en otras maratones.
    Lo cierto, es que al menos en la feria de la maratón de Sevilla se suelen encontrar muy buenas ofertas, sobre todo de zapatillas de muy buena calidad pero ya descatalogadas por que saquen el siguiente modelo.

    Aún así, es complicado encontrar unas zapatillas que valgan la pena en una feria del corredor, ya que se busca vender. Además, con la euforia que generan ese tipo de eventos...puedes llegar hasta plantearte comprar unas zapatillas que, a priori son baratas...y después lo eran aún más en tu tienda habitual.

    Un saludo y ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Veo que la blogosfera está preocupada por el natural running, por el minimalismo,... Ya nos irás contando sensaciones, maestro! Vuelvo poco a poco por estos lares. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Tu no tienes patuchas, tienes piernas de haltera de la URRS hormonado!

    ResponderEliminar
  4. Mágnificas zapas Isidro, mi chica está encantada desde la priemra edición!

    ResponderEliminar
  5. Decirle a un vendedor "quiero algo más natural running" es cagarla, el tipo no te va a soltar, eres presa perfecta. Yo tengo unos zapatones para trail que estoy deseando que se me rompan para comprarme algo más acorde a los tiempos, pero como corro poco trail...aunque el próximo lo tengo este sábado en versión corta (sabes que los maratonianos a 21K lo llamamos versión corta, no?)

    ResponderEliminar
  6. Cuidado con el minimalimo, Iván hizo un breve escarceo y tuvo que volver a la amortiguación estaba empezando a lesionarse quizá el fue demasiado radical... Pero si a tu te va bien, adelante

    ResponderEliminar